divendres, 7 de novembre de 2008

Japoneses pervertidillos... je, je, je

Bueno, bueno...

¡Llevo varios días que quiero escribir pero no para de llover trabajo! (Pero bueno, como suele decirse, más vale que sobre que no que falte, je, je)

Como os había prometido, hoy hablaremos de la impactante dualidad presente en los japoneses. Esta "dualidad" como yo lo llamo, es un aspecto que parece ser muy común en su sociedad, por ejemplo en las ciudades hay una asombrosa mezcla de cosas que parecen sacadas del futuro al lado de otras que son típicas de hace siglos.
En este caso particular que vamos a tratar ahora tenemos la pureza y dignidad extremas de las que tanto se enorgullecen al lado de los instintos más bajos y sucios.

Cuando vives en Japón un tiempo, percibes varias cosas: tocarse en la calle, ni que sea ir cogido de la mano con tu pareja, está mal visto. Una vez casados, es muy difícil que se separen aunque probablemente nunca se hayan querido (cosas de tener prisa por casarse antes de los 25 pq sino "eres un fracasado" <- en serio, incluso hacen pelis y series de mujeres desgraciadas que a sus 30 años aún no han encontrado esposo... pero este tema lo trato mejor en profundidad en otro post). El extremo rigor con que se crían los hijos (¿abrazar a tu hijo? ¡Por Kamisama, no seas degenerado! Qué cosas se te ocurren, hay que ver...). Su disciplina en los estudios y en el trabajo... etc etc, tienen un largo credencial relacionado con la dignidad y moralidad heredada de tiempos mejores. P E R O Ahhh... tenía que tener truco. Una sociedad tan reprimida no podía salir sana mental. Es cuestión de lógica. Si aprietas por un lado, peta por el otro. En la vida todo es cuestión de equilibrio, y ellos lo han roto. Por eso suceden cosas como las que os voy a mostrar un poco más adelante. Los matrimonios japoneses tienen una media de 15 a 17 coitos anuales. Que dices, estando de humor, eso, en una semana o dos como mucho pim pam... pero hay que me desvío. ¿Qué quiero decir con eso? Pues que el ser humano tiene necesidades, y si no se ven satisfechas del modo tradicional... se buscarán otros medios. Ahora quiero comentar que Japón sobresale en el terreno de la prostitución. No es sólo que sea uno de los países con más personas que hacen uso de ella, sino de su "calidad" en sí. Hay una tremenda variedad de oferta e incluso hasta las mentes más enfermas podrán ver saciadas sus ansias de manera rápida y eficaz. ¿Quieres un local de s&m? Haylos a puñados. ¿Que te va más el tema juegos y manga? Ahí tienes un local de mujeres disfrazadas de tus personajes favoritos dispuestas a hacer lo que sea por ti. ¿Te apetece un buen francés? Pues uno de los pink salons te servirá, llegas, te sientas, pagas por minutos y tienes la mamada de tu vida. O todas las que quieras. Consecutivas. ¿Que acabas de conocer a una tía por la calle y te la quieres tirar y no sabes dónde porque en casa está tu mujer? De cabeza a un "love hotel", dispuestos en miles de lugares. ¿Que eres un desgraciado pedófilo interesado en niñitas? Estás en el país adecuado. ¿Que quieres comprar ropa interior usada para hacer cosas feas con ella? Incluso se venden en máquinas expendedoras, con foto y datos exactos sobre cuánto tiempo se han utilizado esas bragas. De hecho, cuanto más, mejor se venden. ¿Que te va el enjokosai? *nota= viejales que tienen citas o sexo con jovencitas menores del instituto, cosa que hacen voluntariamente por dinero o ñoñerías como móviles de última generación, ropa de marca, etc, etc* Pues adelante, pon tu anuncio. Ellas harán cola. Y es que gente... las chicas japonesas, tan modositas que parecen, son, con perdón, las más zorras de todas. Obviamente hay gente DECENTE, pero tristemente, mi estancia allí me demostró por dónde iban los tiros generales. En fin, podría seguir y seguir eternamente :) De hecho, si dejamos de lado las opciones en que tienes que tener una enfermedad mental para caer, como la pedofilia o el fetichismo extremo de las bragas sucias, debo comentar que también vi el lado kawaii de su perversión. Preservativos en forma de animalitos del horóscopo, en forma de piruleta etc. Aunque eso me recuerda el novio que tenía por esa época... perve hasta la médula y aún así incapaz de salir a comprar preservativos en persona porque le daba vergüenza. Esa es la dualidad de la que hablo. Por este motivo las mujeres tienen que ir en un vagón aparte en el tren, para evitar pervertidos que les metan mano cuando nadie les ve, hay otakus sacando fotos de las bragas de las chicas que lleven falda, y quien dice chicas dice maniquís, hay escolares ofreciéndote sus servicios en cada esquina y un largo etc.

No me malinterpretéis, a pesar de lo que pueda parecer en este post, no condeno totalmente su conducta. Pero realmente, el hecho de haber vivido allí todo ese año, me hizo caer el velo que cubría mis ojos inocentes y descubrí que, realmente, los japoneses no son tan morales como nos pretenden hacer creer. (Ya sabéis, eso de mantener la "pureza de la raza" japonesa que estuvo tanto de moda hasta hace bien bien poquito).


Paso a defender mi explicación con material gráfico hallado aquí y allí de algunas frikadas japonesas que he encontrado. Tranquilos, me abstengo de poner obscenidades y cosas de mal gusto como un instrumento que vi para poder mirar en el interior de... eh... lugares..., uf, sólo de recordarlo ^^U En fin, objeto útil para ginecólogos, me imagino xD no sé qué le verán de interesante como juguete sexual. ^_^



Es común el uso de cojines y sábanas con imágenes pervertidas de mujeres de dibujos desnudas en ellas. De esta foto me encanta la cara que pone... está graciosísimo "so ronery"... Engurish, qué grande, otro día escribo de eso.


¡Me sé más de uno a quién no le importaría usar estos baños! Pero me preocupa el que se ponga delante de la chica que parece que se esté riendo del tamaño de...


Perversión de tamaño gigante que nos recuerda la realidad de esa sociedad. Después de ver esto, como para olvidarse, señores... Me imagino los viajeros perves del tren levantando la vista por las ventanas intentando ver las braguitas de la niña esta... jajajaa... qué triste xD


Bueno, bueno, bueno. Este juguetito sexual me dejó sin palabras. Porque no podía parar de reir, claro. xD


Mira, esta y la siguiente son de mis imágenes favoritas (nunca los he probao, que conste en acta). Son tan cute que da como cosa y todo xD


Se parecen TANTO a los de la caja de galletas.... ^^UUUU


Bueno, estos Doritos, ¡sobran las palabras! ¿¿En qué mente degenerada esto es placentero?? xD

Mira, mira, las piruletas-preservativo que decía. Qué monas ellas. xD


¿A quién le apetece un pastelitooooooo? *nota, se venden en cualquier kombini de tres al cuarto por menos de 400 yenes* *nota2, esto es muy baratp*


Las piruletitas de cerca. Es que me encantaron xD


Y hala, hasta aquí la frikada monumental que ha sido este post. En el siguiente prometo ser más seria. O no. Ya veremos xD.